Eventos | Conferencia

EL FUTURO DEL FUTURO

  by    0   0

CLUB DE AMSTERDAM: EL FUTURO DEL FUTURO (THE FUTURE OF THE FUTURE. UTOPIA VERSUS THE END OF THE WORLD AS WE KNOW IT), noviembre 3, 2011, Volkskrantgebouw, Wibautstraat 150, 1091 GR Amsterdam [antiguo edificio del Volkskrant].

Un examen de las diferentes visiones futuras elaboradas por futuristas, académicos y pensadores de escenarios. Tres temas y tres conferencistas:

Nick Bostrom, “El trabajo que realizan los futuristas, gran potencial de las humanidades.

Arjen Kamphuis, “El síndrome de Casandra, a nadie le gusta un aguafiestas”.

Anders Sandberg, “Sesgos cognitivos y qué hacer con ellos. El arte de la previsión usable”.

Muchos futuristas que tratan de ganarse la vida contando historias sobre el futuro aprenden pronto que un final feliz vende mucho mejor que una historia de problemas. Debido a ello, los futuristas de escenarios tienden a hablar en público de historias que tienden a ser maravillosas, como las del mundo de “Viaje a las Estrellas” donde nuestros problemas han sido resueltos por la tecnología y políticas sensibles basadas en el pensamiento racional. Contando estas historias, con muchos datos de investigación, es una manera genuinamente buena de ayudar a los no especialistas a pensar más allá de las limitaciones usuales de su profesión. Pero existe el peligro de que, el hecho de que muchos futuristas necesiten “vender” sus historias, bien podría estar influyendo sobre su objetividad.

Así como es fácil contar una historia muy positiva sobre el futuro, también es fácil girar una visión donde las cosas terminan muy mal para la humanidad. Amenazas desde el calentamiento global al pico del petróleo, desde la sobrepoblación a guerras futuras involucrando armas biológicas, nucleares, o quizá incluso nano-armas, podrían ser muy reales. Nuestro conocimiento más avanzado acerca del mundo hace parecer a las siete plagas bíblicas originales casi provinciales.

Casandra fue castigada por los dioses griegos con la combinación de previsión precisa y el hecho de que nadie creería nunca sus visiones del futuro. Hoy no es diferente; a la mayor parte de las personas no les gusta escuchar malas noticias, no se diga ya pagar por escucharlas. Actuar hoy para prevenir “posibles” grandes problemas mañana como sociedad es incluso más difícil. Ello conduce a presupuestos de 20 millones de dólares para una película sobre el impacto de un meteoro mientras que el presupuesto anual para prevenir impactos reales de meteoros es de menos de un millón de dólares por año.

¿Podemos encontrar mejores métodos para prever? Y, ¿querríamos escuchar a las previsiones y actuar de acuerdo con ellas? Estos son retos serios y necesitamos más cerebros involucrados en su solución.

Para más información, véase: info@clubofamsterdam.com

Comentarios Cerrados.