Número 328, Marzo 2007

CATEGORIES : fb2007, Futuribles, Resumenes

Número 328, Marzo 2007

  by    0   0

1. Editorial: «El asunto climático» (L’enjeu climatique), de Jouvenel, Hugues. (pp. 3-4)

2. «Competitividad: ¿Cómo lo hacen los alemanes?» (Compétitivité: comment font les Allemands?), Michaux, François. (pp. 5-22)

Uno no puede sino asombrarse por la reactivación de la economía alemana y, en particular, por la mejora de las exportaciones de productos manufacturados. Francois Michaux analiza aquí los factores que piensa han permitido a Alemania mejorar su competitividad global. Además de la reubicar ciertas actividades de manufactura en Europa del Este, la mejora de la competitividad de Alemania en relación con el resto del mundo puede, sostiene, ser atribuida básicamente a dos factores: las negociaciones en curso sobre la duración de la semana de trabajo y la reducción de la presión fiscal sobre las empresas. En este artículo muestra en particular cómo Alemania, -que como Francia tenía una semana laboral de 35 horas (Alemania por convenios colectivos; Francia por legislación) – ha tenido que renegociar la duración de la semana de trabajo asociada a una caída concertada en los salarios y en ciertos derechos establecidos. François Michaux subraya las ventajas de la flexibilidad obtenida a través de negociaciones en todos los niveles, lo que, en su opinión, es un enfoque mucho más eficaz que la intervención abrupta del gobierno francés, aplicada de manera indiscriminada a todas las actividades. El segundo factor que, según él, ha contribuido a mejorar la posición competitiva de la industria alemana es lo que los economistas llaman «devaluación fiscal competitiva», que será implantada entre 2007 y 2009 y supondrá la introducción de un impuesto social al valor agregado limitado, una reducción significativa de la carga fiscal sobre las empresas, y la virtual exoneración de las industrias del impuesto «verde». El autor ilustra su argumento con ejemplos extraídos en gran parte de las negociaciones en la industria del automóvil, aunque destaca que no son peculiares de dicho sector y que se pueden encontrar en otros sectores de la economía alemana. Mediante la publicación de este artículo, que algunos consideran ciertamente provocativo, esperamos estimular el debate en las páginas de Futuribles sobre los modos y maneras de actualizar el modelo social europeo.

Palabras clave: competitividad; Alemania; costos laborales; negociación; industria automotriz.

3. «El libro blanco de la cuenca de Annécy. Un modo de hacer instructivo y operacional» (Le livre blanc du bassin annécien. Une démarche aussi instructive qu’opérationnelle), Brun, Isabelle, y Vincent Pacini. (pp. 23-38)

En 2003 los representantes electos para la región alrededor de Annécy, en los Alpes franceses, comisionaron un estudio de su área titulado Libro blanco de la cuenca de Annécy (Livre blanc du bassin annécien), que resalta los retos que enfrentará la región en los próximos diez a quince años. Isabelle Brun y Vincent Pacini, quienes participaron en la preparación del informe, presentan el enfoque adoptado y los resultados de este ejercicio de planeación regional. En particular, revelan las varias fases del estudio, tales como la identificación de las características de la región, y las medidas que resultaron de ello. El informe condujo a la firma de un acuerdo de desarrollo con la región Rhône-Alpes y otro relativo a la conurbación de Annécy. Esta iniciativa ha permitido un mayor grado de cooperación para tratar con problemas compartidos a pesar de que tal sociedad no parecía obvia en principio, dadas las diferentes preocupaciones de los involucrados en la región y la dominancia de Annécy. Los autores explican que el éxito del informe se debe en gran medida a su enfoque poco usual, que no siguió los pasos estándar en la planeación francesa de uso de suelo. En lugar de ello se basó en tres procesos: entender los rasgos de la región a partir de insumos provenientes de fuentes locales; analizar y utilizar el rango completo de recursos disponibles; y decidiendo después qué clase de cambio debía perseguirse. Argumentan que el ejemplo de la región de Annecy muestra cómo la planeación del uso de suelo puede ser más efectiva siendo más operacional y tomando en cuenta tanto las limitaciones potenciales como reales de los actores involucrados.

Palabras clave: prospectiva territorial; planeación; uso de suelo; Libro blanco; Annécy;

4. «La invasión de los teléfonos móviles» (L’invasion des téléphones mobiles), Blanc, Gérard. (pp. 39-50)

Más de tres mil millones de personas en el mundo tienen un teléfono móvil; la cifra podría aumentar a seis mil millones en el año 2010. El teléfono móvil cada vez más un medio de interacción social y no sólo de comunicación. Fabricantes y proveedores de servicios están expandiendo constantemente el rango de posibilidades ofrecidas por sus teléfonos celulares (acceso a Internet, televisión, etc.) y Apple acaba de lanzar su iPhone, una combinación de iPod y teléfono celular, entre otras cosas. Sin embargo, argumenta Gérard Blanc, la búsqueda de la industria de nuevas funciones para teléfonos celulares no debería hacerse sin prestar atención a lo que los usuarios realmente quieren de sus teléfonos. Aquí él ofrece un breve levantamiento de la expansión de los móviles a lo largo del mundo, especialmente en Francia, y sobre cómo se usan. También presenta escenarios del Instituto de Previsión Tecnológica de Sevilla sobre las posibles tendencias en telecomunicaciones móviles entre hoy y el año 2020.

Palabras clave: tecnologías de la información; telecomunicaciones; escenarios; telefonía móvil.

5. «Colectividades territoriales: El desafío de la banda ancha» (Collectivités territoriales: le défi du haut débit), Huet, Agnés, y Pacal Buleon. (pp. 51-70)

Las autoridades locales francesas están haciendo cada vez más y más esfuerzos para mejorar sus infraestructuras de comunicaciones, como puede apreciarse en la cifra publicada en enero de 2007 por la Asociación de Ciudades y Autoridades Locales para las Comunicaciones Electrónicas: 448 millones de Euros fueron invertidos en redes públicas de acceso abierto en 2006. Pero, ¿qué clase de iniciativas son éstas? Hay tantas formas de intervención como hay autoridades locales, y esta diversidad es algo bueno. Sin embargo, las tecnologías digitales son un factor tan importante en la vida cotidiana de las personas, en el desarrollo y planeación locales, y en la competitividad de las regiones, que sería suicida para las autoridades locales hacer compromisos en este campo sin antes realizar un gran esfuerzo de pensamiento estratégico, especialmente dado el amplio rango de actores involucrados que son poderosos y compiten entre sí. ¿Cómo pueden las autoridades locales encontrar una manera, entre el estado (el proveedor monopolista en el pasado), la nueva generación de proveedores y los fabricantes de equipos, para crear un acceso público local a las redes de muy alto ancho de banda sin verse obligados a financiar las inversiones que deben realmente ser responsabilidad de los otros actores mencionados? Agnes Huet y Pascal Buléon ofrecen su visión sobre esta importante cuestión. No evitan la discusión ni de los debates técnicos ni el comportamiento egoísta de algunos de los actores que intentan hacer que las autoridades locales proporcionen fondos sin darles ninguna capacidad de toma de decisiones. Difícilmente transcurre una semana sin una iniciativa espectacular en algún lugar del mundo para mejorar el acceso digital local, tales como el Wi-Fi gratuito en San Francisco que ofrece Google, pero es obvio que en esta carrera habrá ganadores y perdedores. Los autores abogan aquí porque los perdedores en Francia no deberían ser las autoridades locales y, en última instancia, los usuarios.

Palabras clave: comunicaciones; administración local; Internet; banda ancha; wi fi; tecnologías digitales.

6. «Pierre Piganiol (1915-2007)» (Pierre Piganiol (1915-2007)), Téniere-Buchot, Pierre-Frédéric. (pp. 71-XX)

Pierre Piganiol murió en París el 27 de enero de 2007 habiendo justo celebrado su cumpleaños 92. Para todos los que lo conocieron, quienes están interesados en políticas de investigación y, de manera más general, en el futuro del planeta y de la humanidad, su muerte es una gran pérdida. Era graduado de química de la Ecole Normale Supérieure de París y pasó buena parte de su vida enfrascado en la investigación, especialmente desde 1947 para la Compagnie de Saint-Gobain, la que lo secundó para ser delegado general de investigación científica y tecnológica de 1958 a 1961. A solicitud específica del General de Gaulle, presidio el Comité Consultivo sobre Investigación Científica y Tecnológica (CCRST), al que muy pronto transformó en el Directorado General para Investigación Científica y Tecnológica (DGRST), un cuerpo interministerial centrado en la promoción de la investigación científica y tecnológica y con el objetivo de hacer que la comunidad científica se involucrase de manera más cercana en la solución de problemas nacionales de carácter general. Esto fue mucho antes de que Francia tuviese un Ministerio de Investigación y fue, en muchos aspectos, una institución muy útil y que jugó de manera efectiva un papel pionero en esta área en Francia. No tenía ambición de poder, pero tenía una gran inteligencia y vitalidad. Tenía un conocimiento enciclopédico y era inmensamente generoso con sus dotes. Trabajó sin descanso en la causa del progreso científico al servicio de la sociedad. Fue presidente del Consejo de Directores del Instituto Nacional para la Investigación Agrícola (INRA) de 1965 a 1972, y de muchos otros cuerpos, fue también presidente de Futuribles Internacional de 1972 a 1976, nombrándome a mí como cabeza de la asociación. Este hombre asombroso, motivado por una curiosidad y rigor intelectual excepcionales, jugó un papel extremadamente importante en Francia y en muchas instituciones internacionales, así como en varias asociaciones, tales como el Movimiento Internacional para la Responsabilidad Científica (MURS). Hizo también una gran contribución al desarrollo de Futuribles Internacional y al Musée des Arts et Métiers. Su visión de largo plazo y su extraordinaria competencia fueron igualadas sólo por su gentileza y modestia. Era maestro y amigo, y no puedo pensar en él sin recordar a su esposa, Monique, pues juntos encarnaban un deseo armonioso e indoblegable de progreso por y de la humanidad. Pierre-Frédéric Ténière-Buchot, quien tuvo la fortuna de trabajar con Pierre Piganiol en muchas diferentes circunstancias, como la tuve yo, le rinde un tributo aquí [Hugues de Jouvenel].

7. «Actualidades prospectivas» (Actualités prospectives)

8. «Bibliografía: Análisis críticos» (Bibliographie: analyses critiques)

9. «Bibliografía: Rendición de cuentas» (Bibliographie: comptes rendus)

Comentarios Cerrados.