Vol. 29, No. 8, Octubre 1997


Publicado en: domingo 19, octubre, 1997

(1) “Aprendiendo y enseñando sobre futuras generaciones” (Learning and teaching about future generations), Allen Tough (pp. 695-697).

(2) “Aprendiendo y enseñando sobre futuras generaciones: Trabajo en progreso” (Learning and teaching about future generations: Work in progress), Richard A Slaughter (pp. 699-700).

(3) “Pensamiento de futuras generaciones” (Future generations thinking), Sohail Inayatullah (pp. 701-706).

El pensamiento de futuras generaciones proporciona una lectura no occidental del espacio, el tiempo, la naturaleza y el yo, contrastándose contra la apertura liberal de buena parte de los estudios de los futuros mediante la afirmación de un núcleo no negociable. Éste incluye un compromiso con la familia como la unidad básica de análisis; la inclusión de todos los seres que siente; una creencia en la repetibilidad del tiempo; un enfoque intergeneracional con un balance entre los ancestros y las futuras generaciones; prácticas sociales y económicas sustentables; un foco global; una visión espiritual y colectiva hacia la elección y la racionalidad; y la realización de una ética global más allá de la post modernidad. En la práctica, sin embargo, el pensamiento de futuras generaciones a menudo se queda corto de sus postulados. Con todo, si el pensamiento de futuras generaciones puede volverse auténticamente multi-civilizacional, podría crear una nueva historia para las generaciones futuras.

(4) “Lo que las futuras generaciones podrían decirnos a nosotros” (What future generations might say to us), Allen Tough (pp. 707-713).

Si las futuras generaciones pudiesen hablarnos, ¿qué podrían decirnos sobre nuestros esfuerzos por aprender y enseñar sobre ellas? Probablemente nos pedirían entender su perspectiva, sentirnos conectados a ellas, y preocuparnos por ellas profundamente. Cuando enseñamos sobre futuras generaciones deberíamos afectar la cabeza, el corazón, el alma y las manos. Este aprendizaje y esta enseñanza deberían incluir inspiración, vínculos transpersonales, empoderamiento, una afirmación o promesa personal, un sentido de significado y propósito, y un compromiso a la acción. Ciertos libros y revistas pueden ser especialmente útiles para obtener la perspectiva de futuras generaciones.

(5) “Experimentando las necesidades de generaciones futuras con adultos y niños” (Experiencing the needs of future generations with adults and children), Oliver W Markley, Sandy Burchsted (pp. 715-722).

Este informe es una descripción de un ejercicio de exploración visionaria de futuros -el uso de la imaginación y la intuición para distinguir posibilidades futuras transformativas y sus implicaciones para los actuales valores, actitudes, políticas y toma de decisiones. Se presenta un guión guiado de imágenes cognitivas que, cuando se lee en voz alta, lleva a los escuchas a un viaje por diferentes períodos de tiempo, tanto pasados como futuros. Se solicita a los participantes escandir hacia atrás a través de todos los períodos de tiempo que visitaron durante su viaje, para obtener un sentido más global de perspectiva sobre lo que es verdaderamente importante; y como respuesta, imaginar enviar un mensaje desde el futuro de regreso al presente con respecto a lo que las futuras generaciones necesitan de nosotros. Los resultados indican que este método funciona bien tanto con adultos como con niños. Las respuestas de los niños en particular indican que a menudo les da una mayor sensación de relación con y responsabilidad sobre el futuro.

(6) “Una estrategia de previsión para generaciones futuras” (A foresight strategy for future generations), Richard A Slaughter (pp. 723-730).

Este artículo considera brevemente tres áreas clave en las que el pensamiento hacia delante es particularmente vital: la educación, los negocios y el gobierno. Echando mano principalmente de ejemplos tomados del contexto australiano, sugiere una racionalidad amplia para establecer una “estrategia nacional de previsión”. Esta última es apoyada por un modelo más general para desarrollar previsión social. Un estímulo adicional al pensamiento hacia delante y la visión futura es considerar qué consejos podrían ofrecernos las futuras generaciones si tuviesen la oportunidad de hacerlo.

(7) “Consideraciones psicológicas y éticas cuando se enseñan estudios de los futuros” (Psychological and ethical considerations when teaching futures studies), Jerome C Glenn (pp. 731-736).

Este artículo explora asuntos éticos y sicológicos en la enseñanza de estudios de los futuros. Se discute un rango se suposiciones políticas, económicas religiosas y filosóficas en términos de su influencia sobre la visión que uno tiene del futuro. Se presta especial atención al concepto de futuras generaciones y su aplicación en la enseñanza sobre las implicaciones de largo plazo de las acciones contemporáneas.

(8) “El futuro empieza hoy: Naturaleza como maestro en la educación ambiental popular de adultos” (The future begins today: Nature as teacher in environmental adult popular education), Budd L Hall, Darlene E Clover (pp. 737-747).

El futuro empieza hoy es una revisión de la importancia y papel del aprendizaje, específicamente la educación ambiental de adultos y popular, al trabajar con comunidades y organizaciones basadas en la comunidad sobre la planeación, organización y revisión de la vida desde una perspectiva ecológica. Los autores reportan sobre su trabajo basado en el Centro de Aprendizaje Transformador en Toronto, Canadá, que explora el papel de la naturaleza lo mismo como maestra que como lugar de aprendizaje. Se incluyen ilustraciones teóricas y prácticas. Toda la educación, hasta el momento actual, nunca ha contemplado la posibilidad de la destrucción planetaria a partir de la destrucción del sistema de soporte de la vida. Esta viabilidad de la existencia planetaria nunca había sido un asunto para los educadores porque no había sido, hasta ahora, parte de nuestra comprensión cultural (Hall y O’Sullivan, Transformative Learning: Contexts and Practices, 1994). La empresa humana no puede ser separada del mundo natural, ni siquiera en nuestra mente, porque tal separación no existe en la naturaleza (Wackernagel y Rees, Our Ecological Footprint, 1995).

(9) “Trayectorias de aprendizaje, aflicción y transformación” (Paths of learning, grieving and transforming), Margaret Fisher Brillinger (pp. 749-754).

Este artículo da un vistazo a las trayectorias internas que recorren las personas conforme se comprometen a aprender sobre las generaciones futuras. La profunda relevancia e inmediatez del tema compromete a los estudiantes como personas completas en procesos de aprendizaje que transforman su perspectiva sobre el mundo y sobre ellos mismos. Facilitar que los estudiantes atraviesen por este ciclo de aprendizaje transformador es la tarea del profesor. Más aún, aunque no se reconozca ampliamente como tal, el sufrimiento es parte de cualquier proceso de aprendizaje conforme las personas dejan ir a un pensamiento, perspectiva o comportamiento y adoptan otro. Cuando el tema está cargado emocionalmente con implicaciones tan profundas como las del futuro de nuestro planeta, el sufrimiento se vuelve todavía más intensa para quien aprende. Por tanto, los educadores se benefician de una comprensión tanto de los procesos de aprendizaje como de los de sufrimiento cuando enseñan cursos sobre las futuras generaciones. Al reconocer el luto asociado con la transformación de la visión del mundo de quienes aprenden, los educadores pueden ayudar a los estudiantes a moverse más allá de los bloques inmovilizadores y la desesperanza y hacia la acción creativa. Este artículo explora el ciclo normal de aprendizaje por experiencia y los procesos naturales de sufrimiento tal como son experimentados al interior de los estudiantes mientras aprenden sobre los futuros globales.

(10) “Confiando en las generaciones futuras, confiando en la vida” (Trusting future generations, trusting life), Anja Light (pp. 755-761).

El artículo bosqueja una filosofía y enfoque por experiencias a la enseñanza y aprendizaje sobre futuras generaciones y sobre la vida. Incluye bosquejos de dos procesos facilitados por el autor como parte de un taller de ecología profunda.

(11) “Aprendiendo sobre el futuro: Desde la perspectiva de quien aprende” (Learning about the future: From the learner’s perspective), Martha Rogers (pp. 763-768).

La trayectoria para un futuro esperanzador depende del aprendizaje, un proceso que es una compleja sinfonía de experiencia humana. Es un proceso que demanda un cuestionamiento y crítica profundos de nuestras visiones del mundo. Es un proceso que requiere que nos abramos a y enfrentemos de manera efectiva una miríada de emociones. Es un proceso que nos empuja a involucrarnos en una búsqueda interna conforme exploramos nuestras responsabilidades y compromisos humanos, nos conectamos con el significado y propósito de nuestra propia existencia, y elegimos trayectorias de acción basadas en estas reflexiones. Aprender a cuidar de las generaciones futuras y del mundo que ellas heredarán es un proceso único y holístico. Nuestra habilidad para apoyar esta forma de aprendizaje empieza por comprender la experiencia humana del aprendizaje, desde la perspectiva de quienes aprenden.

Escrito por:

FJBS Admin